Niños y Teléfonos Móviles

Estamos en la era digital y a veces nos preguntamos si nuestros hijos pasan demasiado
tiempo expuestos a los teléfonos móviles. A pesar de que estos dispositivos llegaron a
nuestras vidas hace pocos años, ya existen estudios que nos informan de los riesgos que
conlleva pasar demasiado tiempo manipulándolos.

¿Qué hacíamos antes de que llegasen a nuestras vidas y se convirtiesen en el centro de
atención? Por ejemplo, cuando teníamos que esperar en una consulta, mientras nos
traían la comida en un restaurante, “en el semáforo”, esperando por un amigo…
En la mayoría de estas situaciones cotidianas lo que solía suceder era que nos
aburríamos, y teníamos que arreglárnoslas para hacer la espera un poco más amena.
Ahora el móvil parece que nos ha solucionado el gran problema del aburrimiento. Niños
y mayores tenemos el entretenimiento garantizado con solo deslizar nuestro dedo por la
pantalla. Jugar con mamá o papá a piedra papel o tijera o contar el número de diplomas
que nuestra dentista tenía en la sala de espera ha pasado a la historia.

Y alguien podría decir: Pero si ahora tenemos la posibilidad de entretenernos en
momentos de aburrimiento ¿Por qué vamos a renunciar a ello?, como también
podríamos llegar a pensar, si hay una pastilla que cura mis dolores, los de cuerpo y
alma ¿A qué vamos a esperar?

Lo cierto es que “tolerar el aburrimiento” es tan importante como cualquier actividad
básica de nuestro día a día, como saludar cuando entras en un sitio. Es un entrenamiento
necesario para estimular la creatividad cuando nuestro cerebro tiene que buscar en qué
pensar o planificar lo que haremos dentro de unas horas, y por otra parte no podemos
olvidar que “la vida es espera”. Esperar a que nos llamen para hacer una prueba médica, esperar por el resultado de un examen, esperar a que miren nuestro currículum para la oferta de empleo, esperar a que mis amigos se decidan, esperar…

Nos encontramos ante un desafío educativo en que los adultos somos aprendices y
transmisores de esos conocimientos al mismo tiempo. Además de los valores que
nuestros padres nos inculcaron como la amistad, la solidaridad, el respeto, aprender a
compartir…estamos en la situación de inculcar hábitos saludables acerca de buen uso de las tecnologías pero lo curioso es que no tenemos referencias en nuestro bagaje educativo, de cómo se manejan los tiempos del consumo de internet, horas de móvil, tablet, ordenador… Necesitamos formarnos para formar pero ¡No tenemos mucho tiempo!

Lo más importante es adquirir cuanto antes unas pequeñas nociones básicas que podamos transmitir con la mayor celeridad posible a nuestros hijos.

Podríamos empezar por cuestionar nuestras creencias acerca de los teléfonos móviles.
“Hay que ver ahora los niños lo inteligentes que son, el mío con tan solo un año ya
colocaba el dedo sobre la pantalla del móvil e iba pasando fotos”, “Pues el mío que
tiene dos añitos nada más, no me digas como se arregla, pero ya pone el solito los
dibujos en el móvil”.

¿De verdad nos estamos creyendo que esto sucede de una forma
casi sobrenatural? El aprendizaje observacional nos permite reproducir con cierta
facilidad comportamientos que vemos en nuestro entorno, si mi hijo desde que llegó a
este mundo ha visto a su padre manejar todos los días y en cualquier situación estos
aparatos, no es nada descabellado que pronto adquiera habilidades que le permitan
acceder rápidamente a ese aparatito que tanto interesa a los adultos, y si a esto añadimos
que los teléfonos son tremendamente intuitivos y de fácil manejo nada debería
sorprendernos.

¿Os imagináis que alguien puediese darnos la cifra del número de horas
que hemos estado manipulando el móvil en presencia de nuestros hijos? Hagamos un
ejercicio de cálculo e imaginación. Si damos marcha atrás en el tiempo y sustituimos el
teléfono móvil por un instrumento musical ¿Qué sucedería? Seguro que estaríamos
educando a pequeños prodigios que con pocos años ya sabrían tocar casi seguro un
instrumento.

Quizás tengamos idealizadas las nuevas tecnologías a las que asociamos atributos como
la inteligencia. Groucho Marx decía que inteligencia y militar eran dos términos
antagónicos, y al hilo de esta cómica reflexión medio en broma medio en serio,
podríamos decir que no siempre inteligencia y tecnología van de la mano.

¿Qué es más ingenioso deslizar el dedo por una pantalla táctil o imaginarse que un bote
de detergente puede ser una muñeca? ¿Qué tiene más mérito ver vídeos en Youtube de
otros niños jugando con los mismos muñecos que yo tengo, o jugar yo mismo con los
muñecos creando historias que suceden entre ellos?

Es necesario iniciarse en el uso de los dispositivos móviles porque son el futuro y en
muchos casos están pensados para facilitarnos la vida, pero no deberíamos dejar de salir
con nuestros hijos de excursión, de disfrutar de momentos sin móvil, de juego
compartido, de conversación, de esperas sin móvil…También estaría bien que cuando viajamos a un lugar nuevo, desconectáramos el google maps para que nuestro cerebro
con la ayuda de una oficina de turismo y un mapa tuviese que arreglárselas el solito, que
vintage suena esto ya.

Tamara  Samartino  Cifuentes

P s i c ó lo g a  y  N e u r o p s i c ó l o g a

Doce Años de Eseydé

Podría empezar esta entrada contándote que “tal día como hoy hace ya 12 años abríamos nuestras puertas en José Tartiere…” y acompañarlo de un hermoso texto de lo más sentimental, de esos que hacen saltar la lagrimilla y sentirse tan orgulloso de nosotros… pero no, hoy nos apetece celebrar nuestro 12º aniversario de una manera diferente, puede que llores de todas maneras, pero me temo que será de risa.

¿Te acuerdas del famoso reto “10-year Challenge” (#10YearChallenge) que inundó las redes sociales hace unos meses? Pues aquí va nuestro particular #12YearChallege

Empecemos por el principio: Una clínica no se monta sola, y aunque nos hubiera gustado contratar a alguna empresa y sentarnos a esperar, en aquel momento, ni nos apetecía ni nos lo podíamos permitir, así que nos pusimos manos a la obra.

20 y 22 añinos… Tampoco hemos cambiado tanto… ¿O sí? 😉

Estábamos dispuestos a “comernos el mundo” o, al menos, a arriesgarnos a que el mundo nos pudiera comer a nosotros… Lo maravilloso de empezar proyectos tan bonitos y a la vez tan arriesgados con veinte años es que los peligros dan menos miedo, la ilusión es mucho mayor y la energía es inagotable a esa edad.

La primera clínica era modesta, en un pequeño y frío local con 3 cabinas divididas por cortinas, pero nos parecía la mejor clínica del mundo porque era la nuestra, fruto de nuestro esfuerzo e ilusión.

     

Y después de muchas (muchísimas) horas entre camillas, máquinas y aceite, celebramos con alegría estos 12 años ofreciendo lo mejor de nosotros a nuestros pacientes.

Empezamos siendo sólo dos, pero hoy en día tenemos el orgullo de poder presumir de un gran equipo humano y profesional que nos acompaña y apoya en esta aventura. 

Cena de Navidad 2018

Y también de unas instalaciones y una imagen corporativa mucho más chulas. 🙂

Confucio dijo:

“Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida” 

Pues, ¿Sabes qué? Que, después de 12 años, creemos que “vamos bien“…

FOTO: Jonás Sánchez

¡Gracias por estar ahí!

 

Silvia Pezón y Diego Suárez

Fisioterapeutas, Co-propietarios

y fundadores de Eseydé

Esguinces de Tobillo -Rehabilitación y Prevención

El tratamiento de fisioterapia para esguinces de tobillo no consiste en poner hielo y un vendaje compresivo los primeros días y, una vez retirado, acudir a tu fisioterapeuta de confianza para que te ponga unas “máquinas” (¡¡que también es necesario!!); pero todo este proceso puede resultar insuficiente si no se completa con un buen trabajo de propiocepción y fortalecimiento de la musculatura estabilizadora. Esta última parte es fundamental para recuperar la confianza en el tobillo lesionado y prevenir recaídas (¿Os suena el término “esguince mal curado”?; necesita mucho trabajo de este tipo)

En la entrada de hoy, queremos compartir con vosotros unos ejercicios muy sencillos de propiocepción (¡¡No te pierdas el vídeo del final!!), que cualquier persona puede hacer en su casa para conseguir unos resultados óptimos después de un esguince de tobillo (por supuesto, después del adecuado tratamiento y en el momento en que su médico o fisioterapeuta considere)

Estos ejercicios son básicos; en el caso de deportistas (sobretodo aquellos que practican deportes de impacto y/o sobre superficies irregulares) os recomendamos hacer un trabajo más completo de readaptación deportiva donde el trabajo se centrará en fortalecer grupos musculares específicos de la disciplina deportiva del individuo y los ejercicios de propiocepción serán mucho más exigentes.

 

EJERCICIOS BÁSICOS PARA LA REHABILITACIÓN Y PREVENCIÓN DE ESGUINCES DE TOBILLO

Los ejercicios que a continuación se describen se deben realizar con los PIES DESCALZOS.

1. PUNTILLAS Y TALONES (ESTÁTICO): De pie, realizar movimientos de flexión dorsal y plantar en carga. Se puede hacer con carga sobre las 2 pies o solamente sobre el pie lesionado. 2 series x 10 repeticiones.
2. PUNTILLAS Y TALONES (DINÁMICO): Caminar en linea recta de puntillas y después de talones. 3 tramos (3-5 metros) de cada uno.
3. PROPIOCEPCIÓN (ESTÁTICO): Apoyo sobre el pie lesionado. Rodilla semiflexionada. Brazos cruzados en pecho. Ojos cerrados. Aguantar el equilibrio 10″-15″. 10 – 15 repeticiones. Este ejercicio es fundamental hacerlo descalzo. Cuanto más inestable sea la superficie sobre la que se haga mayor será el trabajo propioceptivo.
4. PROPIOCEPCIÓN (DINÁMICO): Con este ejercicio combinamos propiocepción e impacto. Desde la posición de pies juntos dar una zancada saltando para caer sobre el pie lesionado. Aguantar el equilibrio unos segundos. 2s x 10rep
5. SALTOS A PIES JUNTOS: Trabajamos la asimilación del impacto sobre el tobillo lesionado. 2s x 10rep.
6. SALTOS EN LOS 4 PUNTOS CARDINALES: Sobre la pierna lesionada. ¡Ojo! Este ejercicio no está recomendado para personas que aun presenten dolor o mucha inestabilidad. Es un ejercicio para la fase final de la recuperación. Ideal para personas que van a realizar posteriormente deportes de impacto.

Una vez realizada esta serie de ejercicios puede ser que el tobillo se resienta. En ese caso puedes aplicar 10′-15′ de hielo o hacer baños de contraste: 3’calor-2’frío-3’calor-3’frío-3’calor.

No os perdáis este vídeo, donde una “colaboradora muy especial” nos explica paso a paso todo lo que os acabamos de contar.

Nota: Los tiempos y repeticiones que se indican son estándares, lo ideal es hacer un ejercicio de rehabilitación adaptado a las características personales y lesionales de cada uno, así cómo tener en cuenta cuales son los objetivos individuales después de la recuperación. Estos ejercicios no deben producir dolor al realizarlos. Si te has lesionado, antes de empezar a hacerlos, consulta a tu fisioterapeuta.

Neuromodulación Percutánea Ecoguiada (NMP-e)

La Neuromodulación Percutánea es una técnica de fisioterapia invasiva que consiste en la aplicación de una corriente eléctrica sobre un nervio periférico, un punto motor u otros tejidos (piel, ligamentos, tendón, cápsula articular,…)  a través de una aguja de acupuntura que hace la función de electrodo y que siempre se coloca mediante guía ecográfica. 

En algunas localizaciones la técnica percutánea está contraindicada, en estos casos la neuromodulación se realiza transcutánea mediante un puntero o unos electrodos.

Los efectos de esta técnica son:

  • Analgesia y normalización sensitiva
  • Normalización del tono muscular
  • Normalización del sistema nervioso autónomo
  • Inducción de la neuroplasticidad (periférica y central)

La corriente eléctrica se programa con unos parámetros determinados en función de los efectos que se pretendan conseguir.

¿Para qué tipo de lesiones puede ser útil?

Técnicamente la neuromodulación es útil para cualquier tipo de lesión, ya que el correcto funcionamiento de la conducción nerviosa (aferente y eferente) es fundamental para que “todo” funcione correctamente. Pero existen algunas lesiones en las que se ha visto que los resultados son notables con la aplicación de esta técnica:

  • Ciática u otros dolores neuropáticos
  • Síndrome del túnel carpiano
  • Dolores crónicos
  • Alodinias o hiperalgesias
  • Enfermedad de Sudeck
  • Puntos Gatillo Miofasciales (PGM)
  • Parestesias (hormigueos)
  • Atrofias musculares
  • Hipertonía y espasticidad
  • Esguinces de repetición
  • Etc…

 

 

Human Tecar

En nuestro afán por ofrecer siempre a nuestros pacientes los mejores tratamientos del mercado, además de mantener una formación continuada en técnicas de terapia manual, también invertimos en las últimas tecnologías.

Por ello, entre nuestro equipamiento contamos con Synergy HCR de Human Tecar® , un sistema innovador que permite combinar la terapia manual con la más alta tecnología. A través de la estimulación electromagnética provoca cambios en la microcirculación capaces de estimular los procesos fisiológicos naturales de nuestro organismo acelerando los procesos de recuperación y manteniéndolos estables en el tiempo.

“Nuestro cuerpo posee una capacidad inherente para volver a un estado de equilibrio si es estimulado correctamente.”

Este sistema produce efectos antiinflamatorios, antiedematosos y analgésicos. Al aumentar el aporte sanguíneo de la zona a tratar, provoca un aporte extra de oxígeno y nutrientes el tejido diana, responsables de la regeneración tisular (medicina regenerativa).

Una de las grandes ventajas del Synergy HCR de Human Tecar® es la posibilidad de ser aplicada en combinación con técnicas de terapia manual y/o ejercicios específicos permitiendo realizar tratamientos personalizados para una optimización de los resultados.

¿Para qué sirve el Synergy HCR de Human Tecar®?

  • Dolor agudo y crónico.
  • Patologías reumáticas y musculares
  • Tratamiento post-quirúrgico (Tanto para el tratamiento de cicatrices como durante todo el proceso de rehabilitación)
  • Procesos degenerativos
  • Lesiones traumáticas agudas (esguinces, contusiones, roturas fibrilares…)
  • Tendinopatías (Tendinitis, tendinosis…)
  • Lesiones del raquis ( Cervicalgia, Lumbalgias, dorsalgias, ciáticas, artrosis…)
  • Prevención de lesiones y mejora del rendimiento de deportistas.
  • Lesiones por sobrecarga relacionadas con el deporte.
  • Celulitis
  • Linfedema
  • Piernas cansadas
  • Disfunciones del suelo pélvico
  • Post-parto (hipología, cicatrices…)

“Si no se llama Human Tecar®, jamás dará los beneficios de Human Tecar®”

 

Fisioterapia del Suelo Pélvico

 ¿En qué consiste el tratamiento del Suelo Pélvico?

  1. Técnicas manuales: mediante tacto unidigital o bidigital vaginal o anal, se encuentran las diferentes técnicas de masaje, estiramiento, miofasciales o de movilidad articular con el fin de flexibilizar tejidos, mejorar la propiocepción (percepción una misma), la activación muscular y la circulación entre otras.
  2. Técnicas instrumentales: se utilizan como complemento para eliminar  dolor, las adherencias o mejorar la activación de la musculatura. Las técnicas más habituales son:
    • Biofeedback: es un aparato que nos da información visual o auditiva de la actividad de la musculatura del suelo pélvico (Intensidad y duración) y al mismo tiempo se utiliza para la toma de conciencia de la contracción muscular y aprender a relajar la musculatura.
    • Electroestimulación: se utiliza para dos aplicaciones principalmente la inhibición vesical y la activación muscular, pero también se emplea con fin analgésico para disfunciones de suelo pélvico que cursan con dolor.
    • Bolas chinas: es un dispositivo que se usa para el aumento de tono o de fuerza muscular. ¡Mucho ojo porque no en todos los casos están indicadas! Antes de empezar a usarlas se debe realizar una valoración previa del estado del suelo pélvico.
    • Ejercicios de contracción voluntaria de suelo pélvico Kegel: sirven para fortalecer los músculos que cierran los esfínteres y sujetan los órganos de la pelvis.
    • Reeducación postural ante esfuerzos: son ejercicios de movilización de pelvis, columna, tórax y miembros inferiores que se van integrando en gestos cotidianos como cargar peso, toser o sentarse/levantarse de una silla con el fin de conseguir una posición neutra en esfuerzos que suponen un riesgo para el suelo pélvico.
  3. Entrenamiento abdominopélvico mediante ejercicios hipopresivos (entre otros) sirven para fortalecer la musculatura del abdomen y del periné, y al mismo tiempo reposicionar las vísceras abdominopélvicas.

¿Se recupera el suelo pélvico con el “stop pipí”?

¡NO! No sólo no se recupera, sino que es una técnica totalmente CONTRAINDICADA  salvo como test momentáneo de valoración.

Una vez iniciada la micción, retener el “pipí” puede provocar importantes perjuicios y afectar a los mecanismos reflejos que ayudan al funcionamiento adecuado de la vejiga y empeoramiento de los síntomas de urgencia miccional.

 

Me queda claro como se trata el suelo pévico, pero ¿Exactamente qué es “eso del suelo pélvico”?

Pincha aquí y aprende más sobre él y sobre las lesiones que le afectan.

Además te invitamos a que conozcas a Ana Luz Dianez, nuestra fisioterapeuta especialista en suelo pélvico, pinchando aquí.

 

El Suelo Pélvico y Sus Lesiones

¿Qué es “eso” del Suelo Pélvico?

También llamado periné es la musculatura que cierra la pelvis en su parte inferior y tiene como función dar soporte a las vísceras pélvicas (vejiga, vagina-útero, recto) y colabora en el cierre de los esfínteres (uretral y rectal) de forma que su buen funcionamiento es fundamental para la correcta función genitourinaria.

El embarazo y parto, a pesar de ser  un hecho fisiológico, son los que 

producen un mayor deterioro de esta musculatura provocando una serie de disfunciones que afectan en la vida diaria de la mujer y que, en ocasiones, se soluciona de forma espontánea pero en otras necesita de un especialista para su adecuada recuperación.

 

¿Cuáles son las disfunciones más habituales del suelo pélvico?

  • Incontinencia urinaria y/o fecal (“escapes”)
  • Prolapso de los órganos pélvicos (descenso de uno o varios órganos pélvicos).
  • Alteraciones en el vaciado del aparato urinario (falta de control de la vejiga por una alteración del sistema nervioso)
  • Disfunción defecatoria.
  • Dispareunia (dolor en las relaciones sexuales)
  • Vulvodinia (dolor/malestar en la región vulvar con sensación de “enrojecimiento e hinchazón”)
  • Vaginismo (Disfunción sexual caracterizada por un espasmo involuntario de la musculatura que rodea la vagina que imposibilita la penetración)
  • Anorgasmia (ausencia o disminución del orgasmo)
  • Síndrome del dolor crónico.

Por su íntima relación entre la esfera genital, anorrectal y las vías urinarias inferiores, la mayoría de estas disfunciones no se dan de forma aislada sino que unas pueden dar lugar a la aparición de otras.

¿Es necesario hacerse una revisión del suelo pélvico?

Es muy importante conocer el estado de nuestra “salud perineal” con el fin de evitar y prevenir posibles disfunciones uroginecológicas que en muchas ocasiones aparecen en la menopausia, por la práctica deportiva, inmediatamente después del parto o incluso durante el embarazo.

La valoración resulta imprescindible en aquellas puérperas con incontinencia, dolor perineal, “pesadez”, etc.

Como dato a destacar, en Francia y otros países del contexto europeo, la valoración y recuperación del suelo pélvico se realiza al 100% de las mujeres después del parto con o sin sintomatología y la lleva a cabo el servicio especializado de fisioterapia de la seguridad social.

¿Cuándo haremos la exploración?

En la actualidad, se respeta el periné, por supuesto durante el embarazo, y hasta finalizar el período de la cuarentena dando tiempo a una recuperación fisiológica (natural). Es a partir de entonces cuando las supuestas disfunciones ya se consideran como tales.

En casos en los que aparezcan molestias urgentes como la coxigodinia (Dolor de coxis), diástasis de pubis, articulación sacroiliaca o ciatalgias agudas se valorará la posibilidad de ser tratadas lo antes posible.

¿En qué consiste la valoración?

La valoración consiste en una anamnesis (cuestionario) y una exploración física general, postural y abdominopélvica en la que se evalúa el estado de la musculatura (tono, fuerza, resistencia), la existencia de asimetrías, desgarros, estado de la cicatriz (si la hubiera), etc…

Es una prueba no invasiva, transvaginal y en absoluto molesta.

 

¿Qué es la Reeducación Uroginecológica?

Consiste en la realización de una serie técnicas de fisioterapia para paliar las diferentes patologías del suelo pélvico. El objetivo final es restaurar tanto la musculatura como su función.

Si quieres saber más sobre la FISIOTERAPIA UROGINECOLÓGICA o DEL SUELO PÉVICO pincha aquí. Y si aun no conoces a Ana Luz Diánez, nuestra fisioterapeuta especialista en uroginecología, aquí tienes su curriculum.

¿Aún te quedan dudas? No te lo pienses más, contacta con nosotros y te las resolvemos. 

 

 

¿Necesito Ir a Un Psicólogo?

“¿Necesito ir a un psicólogo?”  Ésta es una pregunta que probablemente muchos de nosotros nos hayamos planteado en algún momento de nuestra vida.

La forma de gestionar el tiempo, las obligaciones, cómo disfrutamos del ocio, las preocupaciones laborales, la inestabilidad económica, un problema de salud… son situaciones que en un momento dado pueden provocar en nosotros un desequilibrio psicológico.

Desde que somos niños nos instruyen para que aprendamos a ser autónomos en la satisfacción de nuestras necesidades básicas, pero existe un importante vacío en lo relacionado con la gestión de nuestras emociones, la regulación del comportamiento, el autocontrol, el manejo de situaciones que son fuente de ansiedad, las habilidades sociales… Y si a todo ello le sumamos el estigma que todavía hoy supone “acudir a un psicólogo” esto nos conduce en muchos casos a una intervención de “urgencia” que requiere soluciones “inmediatas”. También viene a cuento recordar que estamos en la era de la “sobremedicación” de los desórdenes psicológicos como si de una anomalía cerebral se tratasen.  Preferimos pensar (o tal vez nos están educando para ello) que nuestros problemas psicológicos o los de nuestros hijos responden a una alteración en el funcionamiento de la química cerebral, a plantearnos que probablemente estemos haciendo algo mal en nuestra interacción diaria con el mundo que nos rodea o a la hora de resolver problemas.

¿Tenemos tantos niños hiperactivos o con déficit atencional medicados porque las sustancias químicas de sus cerebros se producen en cantidades anormales como “sugieren” ciertas investigaciones y “afirman” las farmacéuticas, o se ha creado un problema después de haber inventado previamente una solución interesada?

La forma de resolver muchos de estos interrogantes puede ser que comience con un ejercicio de reflexión. Pongamos un ejemplo ficticio:

Sabemos que el uso excesivo de  dispositivos móviles puede ocasionar problemas visuales. Imaginemos que en pocos años aparece la pastilla que previene estas alteraciones, y que llegado ese momento ya tenemos asumido que es normal pasar todos los días al menos cuatro horas “de ocio” frente a la pantalla de nuestro móvil. ¿Qué haríamos llegado este momento si además nos interesa que la solución sea rápida y eficaz?

Gestionar adecuadamente nuestro tiempo, planificar las actividades diarias, saber establecer correctamente cuales son nuestras prioridades son algunas de las tareas que se realizan en la consulta del psicólogo. Así mismo rescatar la importancia de palabras como “esfuerzo”, “motivación” y “compromiso” son el punto de partida a la solución de desajustes psicológicos que poco tienen que ver con un déficit orgánico-cerebral.

 

Tamara Samartino Cifuentes

Psicóloga y Neuropsicóloga

(Conoce más sobre Tamara Samartino pinchando aquí)