Muévete Mami

Muévete Mami es otra de las actividades impartidas por Mamá Sana dirigida a madres que quieren ponerse en forma después de dar a luz.

Es una actividad deportiva adaptada a las condiciones particulares de la mujer que acaba de pasar por un embarazo y un parto y que está interesada en recuperar o mejorar su condición física.

Las sesiones son de 1 hora de duración y se dividen en 2 partes: La primera está dedicada a la tonificación global y la mejora cardiopulmonar; y la segunda se centra en reforzar la faja abdominal y recuperar el suelo pélvico a través de la gimnasia abdominal hipopresiva.

Preguntas frecuentes

<<Acabo de dar a luz, ¿cuánto tiempo tengo que esperar para empezar las clases de “Muévete Mami” o “Hipopresivos”?>>

Tras un parto vaginal se recomienda esperar hasta pasar la cuarentena (4-6 semanas). En el caso de parto por cesárea, 2 meses.

<<¿Puedo venir con mi bebé? ¿Existe edad límite?>>

Claro que puedes venir con tu bebé. Tanto Eseydé como Mamá Sana estamos a favor de facilitar la conciliación familiar. En cuanto a la edad del bebé, en principio, tampoco existe impedimento, si bien es cierto que cada persona conoce a su hijo o hija y sabe si puede aguantar la clase o no.

<<Trabajo a turnos ¿Qué opciones tengo?>>

Siempre y cuando haya disponibilidad de plazas en los grupos de mañana o tarde, no habría inconveniente para cambiar de grupo según tu horario de trabajo.

<<A mi me interesa sólo la parte de hipopresivos, ¿Puedo venir sólo a eso?>>

Por supuesto. Puedes saber más sobre hipopresivos pinchando aquí

 

¿Aún no hemos resuelto tus dudas? contáctanos

 

Consulta aquí nuestros horarios para el curso 2018-2019

 

Gimnasia Abdominal Hipopresiva

La Gimnasia Abdominal Hipopresiva (GAH) es una técnica creada por Marcel Caufried, Doctor en Ciencias de la Motricidad y especializado en Rehabilitación, quién describió las patologías más frecuentes derivadas de la realización de los abdominales tradicionales (pérdidas de orina, prolapsos, diástasis abdominal) y diseñó este método que consiste en la realización de una presión negativa en tórax y abdomen asociada a diferentes posturas que provoca, por un lado, la relajación de la fibras del diafragma torácico y, por otro, de forma refleja, la contracción de la musculatura del suelo pélvico y del abdomen. 

Conocida sobretodo por sus beneficios en la mujer puérpera, la GAH tiene efectos beneficiosos tanto en hombres como en mujeres aunque no hayan sido madres o lo hayan sido hace ya años.

¿Qué Beneficios me aporta la GAH?

El ejercicio hipopresivo puede ser útil tanto como tratamiento cuando ya existen disfunciones previas o como trabajo preventivo de las mismas.

  • Fortalecimiento de la musculatura del periné (suelo pélvico)
  • Fortalecimiento de la musculatura abdominal.
  • Reducción de la diástasis abdominal.
  • Prevención y tratamiento de la incontinencia urinario y/o fecal.
  • Prevención y tratamiento de prolapsos (caída) de órganos pélvicos (p.e. vaginal)
  • Corrección postural de la columna vertebral.
  • Fortalecimiento de la musculatura espinal.
  • Refuerzo positivo del tratamiento de hernias discales lumbares y/o el dolor crónico de espalda.
  • Normalización de la faja abdominal post-cirugía.
  • Tratamiento complementario en disfunciones sexuales.
  • Mejora del rendimiento en la actividad deportiva.

¿Existen contraindicaciones?

Las contraindicaciones del método hipopresivo son relativas e irán ligadas también a las condiciones personales del individuo.

  • Embarazo. Se desaconseja la realización de ejercicios hipopresivos en embarazadas porque se relacionan con la aparición de contracciones uterinas y por tanto, podrían causar un aborto o parto prematuro.
  • Hipertensión arterial
  • Posparto inmediato. Se recomienda comenzar la práctica de hipopresivos a partir de la cuarentena. 
  • Lesiones musculoesqueléticas 

Preguntas frecuentes

<<Acabo de dar a luz, ¿cuánto tiempo tengo que esperar para empezar las clases de “Muévete Mami” o “Hipopresivos”?>>

Tras un parto vaginal se recomienda esperar hasta pasar la cuarentena (4-6 semanas). En el caso de parto por cesárea, 2 meses.

<<¿Puedo venir con mi bebé? ¿Existe edad límite?>>

Claro que puedes venir con tu bebé. Tanto Eseydé como Mamá Sana estamos a favor de facilitar la conciliación familiar. En cuanto a la edad del bebé, en principio, tampoco existe impedimento, si bien es cierto que cada persona conoce a su hijo o hija y sabe si puede aguantar la clase o no.

<<Trabajo a turnos ¿Qué opciones tengo?>>

Siempre y cuando haya disponibilidad de plazas en los grupos de mañana o tarde, no habría inconveniente para cambiar de grupo según tu horario de trabajo.

<<Yo ya hago hipopresivos en casa por mi cuenta siguiendo un tutoría de Youtube>>

Youtube es un gran recurso en muchas ocasiones, pero concretamente para hacer hipopresivos puede resultar completamente inútil.

Hacer hipopresivos no consiste en meter barriga, abrir costillas y aguantar la respiración. La gimnasia abdominal hipopresiva es la correcta ejecución de posturas en las que se deben controlar múltiples parámetros que por nosotras mismas no tenemos la capacidad de controlar (sobretodo al principio) y por ello se necesita un terapeuta/instructor que nos corrija. Autoelongación, decoaptación de los hombros, relajación de los trapecios, control de la colocación del centro de gravedad, báscula pélvica, etc … son algunos de los numerosos parámetros que deben ser aplicados correctamente para que la ejecución del hipopresivo sea efectiva.

¿Aún no hemos resuelto tus dudas? contáctanos

 

Consulta aquí nuestros horarios para el curso 2018-2019

 

Embarazo Sano

Tradicionalmente el embarazo se consideraba como un estado de convalecencia de la mujer, periodo durante el cual se recomendaba reposo. Actualmente se ha demostrado que la actividad física beneficia tanto a la madre gestante como al propio bebé.

Por esto, en Eseydé hemos querido contar con la colaboración de grandes profesionales de la actividad física perinatal y, desde 2018, Mamá Sana se desplaza a nuestro centro para impartir clases de preparación física para embarazadas adaptadas a su etapa gestacional.

¿Cuándo puedo empezar?

Por norma, se solía recomendar empezar a partir de la 12ª semana de gestación, debido a que el primer trimestre es la etapa de mayor riesgo de aborto espontáneo. No obstante, en diciembre de 2015, el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos, publicó en su revista un artículo en el que, tras estudiar numerosas publicaciones al respecto, llegaban a la conclusión de que no sólo el ejercicio físico es beneficioso adaptado a cualquier etapa del embarazo reduciendo los riesgos de complicaciones durante el embarazo como la obesidad, la diabetes gestacional, la preeclampsia o los partos por cesárea, sino que además afirmaron que hasta el momento no existía evidencia científica de que el ejercicio físico pudiera ser perjudicial para la madre o el bebé cuando no existe ninguna contraidicación previa.  

Así que si te apetece mantenerte en forma durante el embarazo puedes empezar desde que te enteras de que estás embarazadas hasta que des a luz. No obstante, siempre recomendamos que lo hagas con total convicción, sino te sientes segura, y prefieres esperar a la semana 12 no va a pasar nada. Tanto Eseydé como Mamá Sana apostamos por trabajar en un ambiente de confianza, confort y seguridad. 

Puedes consultar aquí el horario disponible para el curso 2018-2019

 

“Physical Activity and Exercise During Pregnancy and the Postpartum Period” (The American College of Obstetricians and Gynecologists. COMMITTEE OPINION. Number 650 • December 2015)

“CONCLUSIÓN: A pesar de que el embarazo se asocia con un pronóstico de cambios anatómicos y fisiológicos, el ejercicio tiene unos riesgos mínimos y ha sido demostrado que beneficia a la mayoría de las mujeres.
Las mujeres con embarazos sin complicaciones deben ser alentadas a participar en actividades físicas antes, durante y después del embarazo…

…se han demostrado algunos beneficios para los resultados del embarazo y no hay evidencia de daño cuando no está contraindicado. La actividad física y el ejercicio durante el embarazo promueven la buena forma física y pueden prevenir el aumento excesivo de peso gestacional. El ejercicio puede reducir el riesgo de diabetes gestacional, preeclampsia y partos por cesárea…”

 

No hemos resulto tus dudas, contáctanos

 

Consulta aquí nuestros horarios para el curso 2018-2019

Fisioterapia del Suelo Pélvico

 ¿En qué consiste el tratamiento del Suelo Pélvico?

  1. Técnicas manuales: mediante tacto unidigital o bidigital vaginal o anal, se encuentran las diferentes técnicas de masaje, estiramiento, miofasciales o de movilidad articular con el fin de flexibilizar tejidos, mejorar la propiocepción (percepción una misma), la activación muscular y la circulación entre otras.
  2. Técnicas instrumentales: se utilizan como complemento para eliminar  dolor, las adherencias o mejorar la activación de la musculatura. Las técnicas más habituales son:
    • Biofeedback: es un aparato que nos da información visual o auditiva de la actividad de la musculatura del suelo pélvico (Intensidad y duración) y al mismo tiempo se utiliza para la toma de conciencia de la contracción muscular y aprender a relajar la musculatura.
    • Electroestimulación: se utiliza para dos aplicaciones principalmente la inhibición vesical y la activación muscular, pero también se emplea con fin analgésico para disfunciones de suelo pélvico que cursan con dolor.
    • Bolas chinas: es un dispositivo que se usa para el aumento de tono o de fuerza muscular. ¡Mucho ojo porque no en todos los casos están indicadas! Antes de empezar a usarlas se debe realizar una valoración previa del estado del suelo pélvico.
    • Ejercicios de contracción voluntaria de suelo pélvico Kegel: sirven para fortalecer los músculos que cierran los esfínteres y sujetan los órganos de la pelvis.
    • Reeducación postural ante esfuerzos: son ejercicios de movilización de pelvis, columna, tórax y miembros inferiores que se van integrando en gestos cotidianos como cargar peso, toser o sentarse/levantarse de una silla con el fin de conseguir una posición neutra en esfuerzos que suponen un riesgo para el suelo pélvico.
  3. Entrenamiento abdominopélvico mediante ejercicios hipopresivos (entre otros) sirven para fortalecer la musculatura del abdomen y del periné, y al mismo tiempo reposicionar las vísceras abdominopélvicas.

¿Se recupera el suelo pélvico con el “stop pipí”?

¡NO! No sólo no se recupera, sino que es una técnica totalmente CONTRAINDICADA  salvo como test momentáneo de valoración.

Una vez iniciada la micción, retener el “pipí” puede provocar importantes perjuicios y afectar a los mecanismos reflejos que ayudan al funcionamiento adecuado de la vejiga y empeoramiento de los síntomas de urgencia miccional.

 

Me queda claro como se trata el suelo pévico, pero ¿Exactamente qué es “eso del suelo pélvico”?

Pincha aquí y aprende más sobre él y sobre las lesiones que le afectan.

Además te invitamos a que conozcas a Ana Luz Dianez, nuestra fisioterapeuta especialista en suelo pélvico, pinchando aquí.