¿Necesito Ir a Un Psicólogo?

“¿Necesito ir a un psicólogo?”  Ésta es una pregunta que probablemente muchos de nosotros nos hayamos planteado en algún momento de nuestra vida.

La forma de gestionar el tiempo, las obligaciones, cómo disfrutamos del ocio, las preocupaciones laborales, la inestabilidad económica, un problema de salud… son situaciones que en un momento dado pueden provocar en nosotros un desequilibrio psicológico.

Desde que somos niños nos instruyen para que aprendamos a ser autónomos en la satisfacción de nuestras necesidades básicas, pero existe un importante vacío en lo relacionado con la gestión de nuestras emociones, la regulación del comportamiento, el autocontrol, el manejo de situaciones que son fuente de ansiedad, las habilidades sociales… Y si a todo ello le sumamos el estigma que todavía hoy supone “acudir a un psicólogo” esto nos conduce en muchos casos a una intervención de “urgencia” que requiere soluciones “inmediatas”. También viene a cuento recordar que estamos en la era de la “sobremedicación” de los desórdenes psicológicos como si de una anomalía cerebral se tratasen.  Preferimos pensar (o tal vez nos están educando para ello) que nuestros problemas psicológicos o los de nuestros hijos responden a una alteración en el funcionamiento de la química cerebral, a plantearnos que probablemente estemos haciendo algo mal en nuestra interacción diaria con el mundo que nos rodea o a la hora de resolver problemas.

¿Tenemos tantos niños hiperactivos o con déficit atencional medicados porque las sustancias químicas de sus cerebros se producen en cantidades anormales como “sugieren” ciertas investigaciones y “afirman” las farmacéuticas, o se ha creado un problema después de haber inventado previamente una solución interesada?

La forma de resolver muchos de estos interrogantes puede ser que comience con un ejercicio de reflexión. Pongamos un ejemplo ficticio:

Sabemos que el uso excesivo de  dispositivos móviles puede ocasionar problemas visuales. Imaginemos que en pocos años aparece la pastilla que previene estas alteraciones, y que llegado ese momento ya tenemos asumido que es normal pasar todos los días al menos cuatro horas “de ocio” frente a la pantalla de nuestro móvil. ¿Qué haríamos llegado este momento si además nos interesa que la solución sea rápida y eficaz?

Gestionar adecuadamente nuestro tiempo, planificar las actividades diarias, saber establecer correctamente cuales son nuestras prioridades son algunas de las tareas que se realizan en la consulta del psicólogo. Así mismo rescatar la importancia de palabras como “esfuerzo”, “motivación” y “compromiso” son el punto de partida a la solución de desajustes psicológicos que poco tienen que ver con un déficit orgánico-cerebral.

 

Tamara Samartino Cifuentes

Psicóloga y Neuropsicóloga

(Conoce más sobre Tamara Samartino pinchando aquí)

 

 

NUEVO SERVICIO: Eseydé con la mujer

Abril es un mes que nos gusta mucho en Eseydé. Un mes de Abril hace 11 años abrimos nuestras puertas en Lugones y en 2018 volvemos a aprovechar este mes para inaugurar una nueva etapa con nuevos servicios en la clínica dirigidos a la mujer que vendrán de la mano de MamaSana.

Iniciamos clases grupales para mujeres embarazadas (EMBARAZO SANO), para las que quieran recuperarse bien en el posparto (MUÉVETE MAMI) y, para las que simplemente necesiten recuperar el abdomen y cuidar el suelo pélvico (HIPOPRESIVOS).

Para celebrar esta nueva etapa que iniciamos con la misma ilusión de siempre, os invitamos a participar en las clases que se impartirán durante las últimas semanas de abril de forma totalmente gratuita.

Los días previstos serán el Miércoles 18, Lunes 23, Miércoles 25 y Lunes 30 en horario de mañana y tarde. Consulta los horarios disponibles en el 984 281 341 y recuerda: ¡Las plazas son limitadas!

CASO CLÍNICO Nº 1: Lumbociatalgia (Dolor de origen lumbar que produce ciática)

Lumbociatalgia, que para quien no entienda esta palabreja, es el típico dolor que irradia por una o ambas piernas desde la región lumbar o la cadera y se produce por compresión del nervio ciático o alguna de sus raíces nerviosas a estos niveles.

Pues después de una pequeña demora, por fin podemos contaros el primer caso clínico de la nueva sección.

En este caso, os hablamos de mujer de 52 años de edad sin alergias conocidas ni antecedentes importantes de salud que acude por un dolor en la pierna derecha que le irradia desde la zona de la cadera. Cuando acude a nuestro centro ya llevaba varios meses con ese dolor y no había mejorado con antiinflamatorios no esteroideos (AINES), analgésicos ni corticoides. También había recibido varias sesiones en otro centro de fisioterapia sin resultados.

La historia de la lesión había comenzado con una lumbalgia 4 meses antes (hasta entonces no recuerdaba haber sufrido ningún lumbago) que evolucionó a dolor hacia la cadera derecha (en concreto hacia la región del trocánter) y posteriormente, empieza a notar parestesias (hormigueos) en la parte anterior y externa del muslo, que finalmente acaban traduciéndose también en dolor, el cual le llegaba hasta la cara externa de la pierna y el tobillo.

F. Netter

Le habían realizado una Resonancia Nuclear Magnética en la que se observaban los siguientes hallazgos: “Hernia discal L4-L5 posteromedial foraminal derecha con compromiso radicular ; Hernia Discal L5-S1, posteromedial ligeramente lateralizada a la izquierda con compromiso radicular, protusion L3-L4 sin compromiso radicular, Discreta discartrosis L3-L4 y L4-L5.” Esto explicado con otras palabras “para todos los públicos” viene a decir que la hernial discal L4-L5 está comprometiendo la raíz nerviosa de L4 y la hernia discal L5-S1 lo hacía con la raíz L5 a la izquierda.

Tras hacer una evaluación holística, donde entre otros datos, se tienen en cuenta información de relevancia como alteraciones estáticas a nivel del pie derecho y tensiones musculares anormales a nivel de musculatura dorsolumbar y de la cadera derecha.

En base a los datos que aporta la paciente y los que se extraen de la evaluación inicial se decide aplicar un tratamiento basado en terapia manual osteopática tanto de partes blandas (muscular) como manipulación vertebral específica para hernia foraminal derecha a nivel de L4-L5 (que era la que le estaba dando sintomatología y no la de L5-S1, que aun contactando con la raíz nerviosa no provocaba síntomas en la paciente).

La manipulación vertebral se realiza respetando siempre el arco no doloroso de la paciente y evitando provocar síntomas de dolor irradiado. Los parámetros que se aplican para esta técnica son específicos para el nivel vertebral a tratar  y la lesión que presenta, evitando provocar efectos no deseados en otras articulaciones.

Se cita a la paciente en una semana.

En la segunda consulta la paciente manifiesta haber mejorado de los síntomas notablemente. Sigue notando el dolor referido hacia la cadera, pero ya no le irradia hacia la pierna, además de que el dolor es mucho menos intenso. Se le vuelve a realizar tratamiento de terapia manual, en esta ocasión, nos centramos en partes blandas (musculatura) ya que sobretodo presenta sobrecarga muscular de la musculatura lumbar. Se vuelve a citar en 10 días para revisión y tratamiento.

En la tercera consulta, la paciente comenta que ha ido de turismo y que ha tenido que caminar mucho sin haberse resentido de la zona en absoluto. Sigue con dolor leve, difuso en torno al trocánter (cadera).

Se pauta una cuarta sesión 2 semanas después. Ha conseguido volver a hacer gimnasia de mantenimiento, actividad que tuvo que abandonar debido a la lesión.

La siguiente cita se acuerda a las 3 semanas para control y mantenimiento. Molestias en gestos puntuales hacia la cadera derecha.

Revisión de control a las 4 semanas. Se mantiene estable la mejoría, dolores puntuales cada vez más esporádicos. Mantenemos revisiones mensuales de control y mantenimiento durante 2 meses más. En la última sesión manifiesta sentirse 100% recuperada de la lesión que le trajo a consulta.

La exploración es normal, se le da el alta. No obstante, debido a la cronicidad de sus lesiones de columna, existe un riesgo de recaída. Se recomienda mantener revisiones bimensuales de control, prevención y tratamiento de lo que proceda.

 

 

¡ESTRENAMOS SECCIÓN! “Casos Clínicos”

Sí, sí habéis leído bien, ¡Estrenamos sección! A partir de ahora, en el blog iremos subiendo de forma regular casos clínicos reales para mostraros como se trabaja en nuestro centro.

Aquellos que nos conocéis sabéis muy bien que nos gusta acercar a la gente en la medida de lo posible toda la información sobre las patologías y los tratamientos y por eso hemos querido estrenar esta sección.

Nos hemos encontrado cientos de veces con pacientes que no saben si su patología es o no susceptible de tratamiento de fisioterapia. En algunas ocasiones simplemente no saben que se puede tratar con fisioterapia, en otras han aconsejado que reposen y esperen a pasar la fase aguda antes de acudir a un fisioterapeuta (¡ERROR!), y en otras muchas creen que como la medicina convencional y los fármacos no les han solucionado el problema, ya no existe tratamiento que les pueda mejorar la calidad de vida.

Así que para todos vosotros que queréis saber más sobre fisioterapia es esta sección.

La próxima semana empezamos con un caso clínico muy común: Lumbociatalgia, que para quien no entienda esta palabreja, es el típico dolor que irradia por una o ambas piernas desde la región lumbar y se produce por compresión de las raíces nerviosas del nervio ciático que nacen de la médula a nivel de las vértebras lumbares.

A CONTRAMARCHA. La Guía Definitiva Para Los Que Aún Tienen Dudas

ATENCIÓN: El siguiente artículo puede resultar largo y tediosos pero es muy recomendable que se lea hasta el final (sobretodo si tenéis hijos/as pequeños/as).

Seguro que últimamente habréis visto en noticias, foros o redes sociales comentarios y artículos que hablan sobre las sillas de automóvil a contramarcha y estamos seguros de que os habrán surgido un millón de dudas al respecto, como por ejemplo, si es verdad que son tanto más seguras que las que había hasta entonces en el mercado.

A nosotros nos tocó buscar por primera vez una sillita para el coche en 2012 y, aun con los los conocimientos de anatomía y biomecánica que teníamos de base no acertamos a la primera. Por aquel entonces se empezaba a hablar de la seguridad que ofrecían las sillas a contramarcha y ya se escuchaban recomendaciones de que los niños viajaran en contra de la marcha el máximo tiempo posible, pero la información que llegaba era confusa y contradictoria, las campañas de marketing de marcas tradicionales eran muy fuertes y encima, entidades como la RACE o ADAC catalogaban (y siguen haciéndolo) como el top de los Sistemas de Retención Infantil (SRI) sillitas que al final no eran tan seguras. Hay que tener en cuenta que este tipo de rankings subjetivos no sólo valoran la seguridad en caso de accidente (que para nosotros es lo primordial a valorar ya que el fin de estos productos es eso, SEGURIDAD), sino que valoran aspectos tan banales como la comodidad para desenfundar la silla para lavarla o el espacio que ocupaban en el coche.

Como os decía, aún con nuestros conocimientos, nos resultó muy difícil encontrar información fiable y veraz y por eso, en esta entrada tenemos como objetivo transmitir de forma sencilla a todos los padres y madres este mensaje: “Como viajan más seguros los niños pequeños es A CONTRAMARCHA (ACM) y no es cuestión de modas ni de marcas, sino de CIENCIA”

 

1. CUESTIÓN DE CIENCIA: FÍSICA Y ANATOMÍA

2. ¿HASTA QUÉ EDAD DEBERÍAN VIAJAR A CONTRAMARCHA?

3. PREGUNTAS FRECUENTES

4. ERRORES HABITUALES EN LA SUJECCIÓN DE LOS NIÑOS EN SU SRI

 

 

1. CUESTIÓN DE CIENCIA: FÍSICA Y ANATOMÍA

La nuevas sillas, siguiendo la normativa i-size, han aumentado el tiempo de uso de los SRI a contramarcha hasta los 15 meses pero aún así se quedan cortos; deberían viajar mucho más tiempo en sentido inverso de la marcha tanto por razones ANATÓMICAS como por las propias LEYES DE LA FÍSICA:

Anatómicamente hablando, los niños pequeños tienen 2 handicaps: Por un lado, su esqueleto aún está inmaduro y su columna vertebral, que entre otras funciones importantes tiene la de proteger a la médula espinal no presenta la misma resistencia a los traumatismos que la de un adulto; y por otro lado, su cabeza. El cráneo de un niño menor de 4-6 años es “desproporcionadamente” grande con respecto al resto de su masa corporal.

Teniendo en cuenta lo anterior, ahora toca recordar lo que aprendimos de Física en el instituto:

1ª LEY DE NEWTON, LEY DE LA INERCIA: Todo cuerpo persevera en su estado de reposo o movimiento uniforme y rectilíneo a no ser que sea obligado a cambiar su estado por fuerzas impresas sobre él.

¿Y qué quiere decir esto? Pues que cuando un coche va a una velocidad “X”, pongamos 50km/h, aunque no lo notemos, todos los ocupantes del coche (personas, animales y cosas) llevamos la misma velocidad. Cuando el coche sufre un accidente (Pongamos que da por detrás a otro coche que está parado) va a pasar de 50km/h a 0Km/h en décimas de segundo, pero todo lo que lleva en su interior, siguiendo la 1ª ley de Newton seguirá desplazándose a la misma velocidad a no ser que exista algo que lo retenga, como por ejemplo el cinturón de seguridad.

Ahora bien, visualicemos un niño pequeño en una sillita de coche a favor de la marcha sujeto con un sistema de retención con arneses de 5 puntos. Todo su cuerpo está sujeto perfectamente a la silla y la silla está sujeta perfectamente al coche, pero… ¡¿y su cabeza?! ¡Esa cabeza “desproporcionadamente” grande en relación con su cuerpo; esa cabeza sujeta a un cuello aún inmaduro; esa cabeza que saldrá proyectada hacia delante con una fuerza que, debido a la aceleración que lleva, multiplicará por 10 su peso original! y es en este punto donde entra en juego la segunda ley de Newton.

2ª LEY DE NEWTON: La fuerza neta aplicada sobre un cuerpo es proporcional a la aceleración que adquiere dicho cuerpo. La constante de proporcionalidad es la masa del cuerpo. [F=m·a]

Para que visualicemos la fuerza con la que sale despedida la cabeza de un niño sentado a favor de la marcha en un choque frontal pongamos un ejemplo:

Supongamos que la cabeza de un niño de 18 meses pesa aproximadamente 1,3 kg y que va en un coche a una velocidad de 30km/h. Ese coche circula por ciudad y en un semáforo el conductor se despista y se empotra contra otro coche que estaba detenido en ese momento. En 0,1 segundos el coche pasa de 30-0 km/h así como todos los objetos y ocupantes que están sujetos al coche, pero la cabeza del niño que no está sujeta a nada sigue por inercia hacia delante con una aceleración aproximada de 83 m/s2 . Aplicando la 2ª Ley de Newton, esta aceleración implica que la fuerza con la que la cabeza del bebé sale proyectada hacia delante sea de unos 108N, que en kilogramos equivale a como si la cabeza del niño pesara unos 11Kg . ¡10 veces más que su peso original! ¿Te imaginas al cuello de un bebé de año y medio sujetando la tracción de 11kg de peso? Y esto sólo a 30km/h, En un impacto que suponga una detención brusca a 100km/h el peso de la cabeza equivaldría a más de 28Kg.

Desde luego la velocidad y lo brusca que sea la desaceleración influyen en la gravedad de las lesiones, pero como habéis visto no hace falta ir a una velocidad muy alta para obtener consecuencias fatales que en casos de niños tan pequeños se pueden traducir en lesiones medulares graves o decapitaciones internas (sí, si, tan grave como suena).

¿Y que pasa con las sillas con escudo? Pues pasa que, además de que tampoco sujetan la cabeza (con lo cual el riesgo de daño cervical y medular es el mismo) el escudo hace de “muro” contra el cual se impacta el tórax y abdomen del niño pudiendo provocar también daños graves en órganos internos.

Te invito a que conozcas el caso de Gabriel, el Vikingo y la Leyenda de la Ola Verde.

Puede ser que después de haber leído todo este rollo de leyes físicas y anatomía os hayáis quedado como estabais, son conceptos difíciles de comprender, pero no os preocupéis, os lo voy a poner mucho más fácil todavía. He encontrado este vídeo en youtube donde se visualiza perfectamente todo lo que acabo de explicar.

 

¿Qué os ha parecido? Menudo latigazo cervical se lleva este adulto ¿verdad? y eso que es a baja velocidad y que puede predecir el impacto. Imáginate a un bebé dormido en un coche circulando…

Por eso, a favor de la marcha NUNCA con arnés ni escudo. A favor de la marcha irán seguros cuando ya cumplan la talla suficiente como para llevar cinturón de seguridad de tres puntos (el normal). A esa edad, además de que su cuerpo ya está más desarrollado y que sus medidas son más proporcionadas, el cinturón de seguridad del coche en caso de accidente no bloquea de forma tan brusca ambos hombros, sino que deja un margen de “desaceleración” antes de frenar el cuerpo en seco.

Un dato relevante a tener en cuenta: En los Países Escandinavos tienen los índices de mortalidad infantil en carretera más bajos de todo el mundo. Esto no es casualidad, sino que es debido a que, por ejemplo en Suecia, los menores de 4 años llevan viajando a contramarcha más de 40 años.

2. ¿HASTA QUÉ EDAD DEBERÍA VIAJAR A CONTRAMARCHA?

Pues, como os decía antes, los niños y niñas deberían viajar a contramarcha hasta que su cuerpo esté lo suficientemente desarrollado como para poder ir en un sistema de retención infantil de grupo II. Éstos son los que van ya con el cinturón de 3 puntos (el cinturón normal del coche) y están homologados a partir de 15 kg, pero INSISTO en que lo más seguro es que los niños viajen a contramarcha el máximo tiempo posible que permita el sistema de retención infantil del que dispongáis. Los hay que aguantan hasta los 18kg y otros hasta los 25kg, aunque también hay que tener en cuenta la altura que de el respaldo, ya que, aunque no alcancen el peso máximo homologado para la silla, ya no la podrán usar si su cabeza sobresale por encima del cabecero. Por eso, lo mejor antes de comprar un sistema de retención infantil es que vayáis a una tienda especializada que disponga de asesores cualificados y que os hagan un buen asesoramiento según vuestras necesidades (percentil del bebé, modelo de coche, …)

3. PREGUNTAS FRENCUENTES

Quizás este sea el punto más importante de este artículo. Estas son las cuestiones más recurrentes cuando defendemos los SRI a contramarcha:

  • ¿Y SI ME DAN UN GOLPE POR DETRÁS? Recordad que el factor más lesivo no es el propio impacto, sino la desaceleración brusca que sufren los cuerpos al frenar en seco. Un impacto por detrás puede ser grave, cierto. Si estamos parados y nos arrolla otro vehículo a tanta velocidad como para “meterse” en los asientos de atrás no estará protegido ni a favor ni en contra de la marcha. Por suerte, la estadística nos dice que la mayoría de alcances por detrás no son tan graves, por tanto, seguirá protegido igualmente. 
  • SI IR SUJETO CON ARNÉS A FAVOR DE LA MARCHA ES PELIGROSO ¿POR QUÉ LOS PILOTOS LLEVAN ARNÉS? Esta pregunta, junto con la de “los golpes por detrás” son las más frecuentes que suelen formular los padres y madres en contra de las sillas ACM, y tiene una respuesta muy sencilla: HANS. Los pilotos van sujetos con arnés pero además disponen de un dispositivo de seguridad llamado hans cuya función es sujetar la cabeza al cuerpo del piloto evitando que está salga proyectada hacia delante en caso de accidente, haciéndola moverse con el resto del cuerpo en bloque y previniendo de esta manera lesiones cervicales y/o medulares. Mira el siguiente video.
  • A CONTRAMARCHA SE VA A MAREAR (O LLORAR): Desde luego que cada niño es un mundo, pero la experiencia nos dice que, normalmente, el niño o niña que llora o se marea en el coche lo hará en cualquier posición. Aún así, la seguridad es lo primero, el riesgo de lesión grave es muy alto como para arriesgarse por evitar alguno de estos inconvenientes.
  • NO PUEDO CONTROLAR A MI HIJO/A SI VIAJO SOLO/A: Sí, si que puedes. Existen espejos retrovisores para que puedas controlar al niño/a; incluso algunos de ellos vienen con luces para una mejor visualización.
  • CUANDO CREZCA NO VA A TENER ESPACIO PARA LAS PIERNAS: Es cierto que unos modelos de sillas tienen más espacio para los pies que otros, pero aunque os parezca que no tienen hueco para las piernas, realmente no lo tienen para llevarlas colgado, pero sí en flexión, una posición que para un adulto puede parecer incomoda pero que para un niño es una posición cómoda y natural.
  • MI HIJ@ YA ESTÁ ACOSTUMBRAD@ A IR A FAVOR DE LA MARCHA, NO VA QUERER IR ACM: Como os dije al principio del texto, tardamos en encontrar la información adecuada y al principio NOS EQUIVOCAMOS, pusimos a nuestra hija mayor a favor de marcha cuando alcanzó los 10 kg (cada vez que lo pienso se me pone el bello de punta…), pero de sabios es admitir el error y ponerle solución, tenía ya 3 años cuando la pasamos a la silla ACM y no sólo admitió el cambio de buena gana, sino que iba encantada mirando hacia atrás. Os puedo asegurar además que como nosotros, muchas personas han cambiado a sus hij@s ya “mayores” ACM y lo han aceptado sin problema.
  • SI LOS SRI A FAVOR DE MARCHA SON PELIGROSOS, ¿POR QUÉ ESTÁN PERMITIDAS EN EL MERCADO? Esto es como todo, no siempre lo homologado es lo más seguro ni lo más saludable. El mejor ejemplo está en los cascos de moto: ¿Creéis que son igual de seguros un “calimero” y un casco de moto cerrado? Pues ambos son legales, pero si voy en moto y tengo un accidente, espero llevar puesto el segundo. Lo mismo pasa con los SRI, se homologan unos “mínimos”; Luego, dentro de los productos homologados, existen unos que son más seguros que otros. Otro ejemplo (a favor de marcha): ¿creéis que un elevador sin respaldo es igual de seguro que uno con respaldo, protectores de impactos laterales, guías para un buen ajuste del cinturón, etc??  (NOTA: Tanto en sillas de grupo 0-I contramarcha como a favor de marcha (II-III) hay que tener en cuenta que tenga unas buenas protecciones frente a los impactos laterales ya que éstas también pueden acarrear lesiones muy graves). Este video es un buen ejemplo de ello.
  • TODAS LAS SILLAS A CONTRAMARCHA RECOMENDABLES SON CARÍSISMAS: Es cierto que baratas no son, pero hagamos una reflexión: ¿cuanto cuesta un coche?¿Cuánto pagamos de más por extras como el aire acondicionado, el parking asist, el techo solar, las llantas de aleación…? ¿De verdad estás dispuesto a escatimar en la seguridad de tus hijos? Además, la mayoría de tiendas, para facilitar la adquisición de estos sistemas de retención, suelen tener servicio de financiación.
  • ¿CUALES SON LAS SILLAS MÁS SEGURAS? Hay muchas marcas de buenas sillas a contramarcha en el mercado, algunas más conocidas y otras menos, lo fundamental es que se adapten bien a nuestro coche y a la talla de nuestros hijos. Por eso, lo ideal es que cuando decidáis comprar la silla vayáis con el coche en el que la vayáis a instalar y que probéis los distintos modelos en el vehículo. Una buena tienda especializada en sistemas de retención infantil tendrá un buen asesor/a, muchos modelos diferentes de sillas ACM para encontrar el que mejor se adapte a vuestras necesidades y siempre se encargarán personalmente de hacer la instalación en el automóvil para garantizar la seguridad de la misma.
  • ¿ISOFIX o CINTURÓN DE SEGURIDAD?: Ambos sistemas son igual de seguros si están bien instalados. El isofix es más cómodo porque con 2 clics tienes la silla bien instalada en el coche y es difícil hacerlo mal; en cambio, con los cinturones tienes que asegurarte de que pasen correctamente por cada uno de los anclajes y sobretodo de que queden bien tensados. En contrapartida, una silla con isofix “sólo” te durará hasta que tu hij@ pese 18 kg (no están homologados para más peso actualmente, pero niñ@s con un percentil medio pesarán eso con unos 4 años) y las que se fijan con cinturones de seguridad pueden llegar hasta los 25kg (estas está muy bien para niños con percentil alto de peso)

4. ERRORES FRECUENTES EN LA SEGURIDAD DE SUS HIJOS/AS EN EL COCHE

  • Llevarlos con el abrigo puesto. Es el error más habitual ya que muchos no saben que llevar el abrigo puesto reduce sustancialmente la eficacia de los sistemas de sujeción (¡También en adultos!)
  • Holguras en el sistema de sujeción del SRI
  • Llevarlos en su silla con la mochila puesta
  • Llevarlos abrochado de forma incorrecta: flojo, mal instalado o desabrochado
  • Ir con elementos que dificultan ajustar los arneses
  • Llevar objetos sueltos en el coche que puedan impactar contra los pasajeros en caso de accidente
  • Demasiada inclinación del SRI en “grupos 0” que provoca que el recién nacido, que no tiene aún control cefálico, vaya demasiado vertical aumentando el riesgo de asfixia.

5. ENLACES RECOMENDADOS

En estos dos enlaces podéis encontrar y ampliar toda la información sobre seguridad infantil en el automóvil. Información actualizada, foros, noticias, etc.

  • www.acontramarcha.com 

    Desde esta web podéis acceder al blog, dónde van actualizando contenidos de seguridad vial. Además tiene un foro muy activo donde compartir experiencias y resolver dudas; y a mí, personalmente me ha resultado muy útil su página de facebook dónde encontraréis numerosas diapositivas donde explican punto por punto los beneficios de que los niños viajen a contramarcha.

  • A contramarcha salva vidas

    Es un grupo cerrado de facebook dónde podéis acceder con una solicitud a través de vuestra cuenta personal. Es un grupo muy activo donde hay desde personas que buscan información o que comparten sus experiencias hasta expertos en sistemas de retención infantil que aportan de forma desinteresada su tiempo y conocimientos para sacar de dudas a todas aquellas personas que necesiten ayuda. En este grupo podéis pedir información sobre el tipo de sillita más recomendable para vuestro coche y/o bebé, información técnica sobre instalación o uso de las sillitas, tiendas de sillitas ACM en vuestra provincia,  noticias, enlaces de interés…

  • Gabriel, El Vikingo y la leyenda de la ola verde

Por nuestra parte esto es todo, esperamos que os haya resultado útil el contenido de este artículo y si ha sido así os animamos a que nos ayudéis a difundir esta información compartiéndola en vuestras redes sociales.

 

¿Sabe usted lo que pasa cuando falla a su cita?

El verano es una época en la que nos gusta aprovechar al máximo el buen tiempo, sin estrés, sin horarios, y muchas veces eso provoca que dejemos de acudir a alguna de nuestras citas de salud, belleza o, simplemente, comerciales. Por este motivo, he considerado necesario escribir esta entrada, para intentar concienciarnos de qué es lo que pasa cuando no nos presentamos a nuestras citas sin avisar con tiempo suficiente.

Cuando usted falta a su cita sin previo aviso o en su defecto, avisa pero sin margen de tiempo está provocando una serie de perjuicios que debería conocer:

  1. CONTRIBUYE A AUMENTAR LAS LISTAS DE ESPERA: Quizás este sea el perjuicio más grave que pueda provocar. En un país en el que nos quejamos de las infinitas listas de espera en el servicio público de salud no nos podemos permitir que los usuarios no se presenten a su cita sin previo aviso. Si no cancela su cita, ese servicio quedará si darse ni a usted, ni a la persona que sí tenía un verdadero interés en ser atendida. Por eso, si cuando no puede (o no quiere) acudir a una cita concertada se toma la molestia de avisar, estará haciéndo un favor a aquellas personas que lo necesitan y tienen que esperar. Hagamos un ejercicio de empatía: Un Lunes por la mañana se presenta en la clínica una señora suplicando que le atendamos porque tiene una lumbociatalgia fortísima que le ha impedido dormir en todo el fin de semana. Le decimos que lamentablemente no podemos atenderla ese mismo día porque no hay agenda disponible, pero que si hay alguna cancelación le llamamos. Justo a la hora siguiente, otro paciente que tenía cita esa misma tarde, llama para avisarnos de que, por motivos personales, no puede acudir a su cita. Entonces, llamamos a la señora que tenía la urgencia y la podemos atender.
  2. RESERVA DE MATERIAL E INSTALACIONES: Cuando usted reserva una cita, está reservando tiempo de uso de unas instalaciones: cabinas, despachos, aparatología, materiales de trabajo… que al estar reservados para usted, ya no pueden ser disfrutados por otros usuarios, ni otros profesionales pueden hacer uso de los mismos entendiendo que estarán ocupados. Además, hay ciertos materiales, que si se preparan esperando ser usados inmediatamente por un cliente y no se usan en el momento luego hay que desecharlos.
  3. FALTA DE RESPETO AL PROFESIONAL: Cuando usted falla a su cita, debe tener en cuenta que (si ya conocía el motivo de la consulta) el profesional que le iba a atender se habría estado preparando previamente: Búsqueda de información en relación con el motivo de consulta, revisión de técnicas, concentración, motivación, intercambio de impresiones entre profesionales… Por tanto, cuando usted falla, está demostrando una falta de respeto a la profesionalidad de la persona que le iba a prestar su servicio.
  4. PÉRDIDA DE UNA HORA DE TRABAJO: Si no se presenta a su cita, está haciendo perder al trabajador que le iba a atender un tiempo muy valioso que debería estar dedicando ejercer su trabajo. Ya sea trabajador autónomo, trabajador por cuenta ajena o funcionario supone una importante pérdida de dinero a la empresa en cuestión. 
  5. EL INTERÉS DEL PROFESIONAL: Cuando una persona falla una vez “no pasa nada”… Cualquiera de nosotros puede tener alguna vez un despite, una confusión, un imprevisto o una urgencia (quien esté libre de pecado que tira la primera piedra); Pero cuando hay clientes “reincidentes”, que no se presentan a su cita reiteradamente y nunca avisan, provocan una falta de motivación del profesional a la hora de atenderlo. A la larga, el perjudicado será el propio paciente/cliente.

A los que trabajáis con cita previa, a los que nunca habéis fallado, a los que estáis cansados de las largas listas de espera… a todos y a todas os animo a compartir esta publicación. Concienciemos al mundo de lo importante que es acudir a las citas o de cancelarlas con el tiempo de antelación suficiente.