CASO CLÍNICO Nº 1: Lumbociatalgia (Dolor de origen lumbar que produce ciática)

Lumbociatalgia, que para quien no entienda esta palabreja, es el típico dolor que irradia por una o ambas piernas desde la región lumbar o la cadera y se produce por compresión del nervio ciático o alguna de sus raíces nerviosas a estos niveles.

Pues después de una pequeña demora, por fin podemos contaros el primer caso clínico de la nueva sección.

En este caso, os hablamos de mujer de 52 años de edad sin alergias conocidas ni antecedentes importantes de salud que acude por un dolor en la pierna derecha que le irradia desde la zona de la cadera. Cuando acude a nuestro centro ya llevaba varios meses con ese dolor y no había mejorado con antiinflamatorios no esteroideos (AINES), analgésicos ni corticoides. También había recibido varias sesiones en otro centro de fisioterapia sin resultados.

La historia de la lesión había comenzado con una lumbalgia 4 meses antes (hasta entonces no recuerdaba haber sufrido ningún lumbago) que evolucionó a dolor hacia la cadera derecha (en concreto hacia la región del trocánter) y posteriormente, empieza a notar parestesias (hormigueos) en la parte anterior y externa del muslo, que finalmente acaban traduciéndose también en dolor, el cual le llegaba hasta la cara externa de la pierna y el tobillo.

F. Netter

Le habían realizado una Resonancia Nuclear Magnética en la que se observaban los siguientes hallazgos: “Hernia discal L4-L5 posteromedial foraminal derecha con compromiso radicular ; Hernia Discal L5-S1, posteromedial ligeramente lateralizada a la izquierda con compromiso radicular, protusion L3-L4 sin compromiso radicular, Discreta discartrosis L3-L4 y L4-L5.” Esto explicado con otras palabras “para todos los públicos” viene a decir que la hernial discal L4-L5 está comprometiendo la raíz nerviosa de L4 y la hernia discal L5-S1 lo hacía con la raíz L5 a la izquierda.

Tras hacer una evaluación holística, donde entre otros datos, se tienen en cuenta información de relevancia como alteraciones estáticas a nivel del pie derecho y tensiones musculares anormales a nivel de musculatura dorsolumbar y de la cadera derecha.

En base a los datos que aporta la paciente y los que se extraen de la evaluación inicial se decide aplicar un tratamiento basado en terapia manual osteopática tanto de partes blandas (muscular) como manipulación vertebral específica para hernia foraminal derecha a nivel de L4-L5 (que era la que le estaba dando sintomatología y no la de L5-S1, que aun contactando con la raíz nerviosa no provocaba síntomas en la paciente).

La manipulación vertebral se realiza respetando siempre el arco no doloroso de la paciente y evitando provocar síntomas de dolor irradiado. Los parámetros que se aplican para esta técnica son específicos para el nivel vertebral a tratar  y la lesión que presenta, evitando provocar efectos no deseados en otras articulaciones.

Se cita a la paciente en una semana.

En la segunda consulta la paciente manifiesta haber mejorado de los síntomas notablemente. Sigue notando el dolor referido hacia la cadera, pero ya no le irradia hacia la pierna, además de que el dolor es mucho menos intenso. Se le vuelve a realizar tratamiento de terapia manual, en esta ocasión, nos centramos en partes blandas (musculatura) ya que sobretodo presenta sobrecarga muscular de la musculatura lumbar. Se vuelve a citar en 10 días para revisión y tratamiento.

En la tercera consulta, la paciente comenta que ha ido de turismo y que ha tenido que caminar mucho sin haberse resentido de la zona en absoluto. Sigue con dolor leve, difuso en torno al trocánter (cadera).

Se pauta una cuarta sesión 2 semanas después. Ha conseguido volver a hacer gimnasia de mantenimiento, actividad que tuvo que abandonar debido a la lesión.

La siguiente cita se acuerda a las 3 semanas para control y mantenimiento. Molestias en gestos puntuales hacia la cadera derecha.

Revisión de control a las 4 semanas. Se mantiene estable la mejoría, dolores puntuales cada vez más esporádicos. Mantenemos revisiones mensuales de control y mantenimiento durante 2 meses más. En la última sesión manifiesta sentirse 100% recuperada de la lesión que le trajo a consulta.

La exploración es normal, se le da el alta. No obstante, debido a la cronicidad de sus lesiones de columna, existe un riesgo de recaída. Se recomienda mantener revisiones bimensuales de control, prevención y tratamiento de lo que proceda.

 

 

2 comentarios
  1. admin
    admin Dice:

    Muchas gracias por tu comentario Edgar. Justo ese es el mensaje que pretendemos hacer llegar. Ni todas las ciáticas son causadas por una hernia, ni todas las hernias tienen como únicas solución la cirugía. ¡Un saludo!

  2. Edgar Guerra
    Edgar Guerra Dice:

    Excelente comentario de este caso clínico, el cual nos llena de satisfacción saber que este tipo de lesiones pueden ser curadas o controladas de manera pasiva o conservadora, sin llegar a la cirugía.

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *