Embarazo Sano

Tradicionalmente el embarazo se consideraba como un estado de convalecencia de la mujer, periodo durante el cual se recomendaba reposo. Actualmente se ha demostrado que la actividad física beneficia tanto a la madre gestante como al propio bebé.

Por esto, en Eseydé hemos querido contar con la colaboración de grandes profesionales de la actividad física perinatal y, desde 2018, Mamá Sana se desplaza a nuestro centro para impartir clases de preparación física para embarazadas adaptadas a su etapa gestacional.

¿Cuándo puedo empezar?

Por norma, se solía recomendar empezar a partir de la 12ª semana de gestación, debido a que el primer trimestre es la etapa de mayor riesgo de aborto espontáneo. No obstante, en diciembre de 2015, el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos, publicó en su revista un artículo en el que, tras estudiar numerosas publicaciones al respecto, llegaban a la conclusión de que no sólo el ejercicio físico es beneficioso adaptado a cualquier etapa del embarazo reduciendo los riesgos de complicaciones durante el embarazo como la obesidad, la diabetes gestacional, la preeclampsia o los partos por cesárea, sino que además afirmaron que hasta el momento no existía evidencia científica de que el ejercicio físico pudiera ser perjudicial para la madre o el bebé cuando no existe ninguna contraidicación previa.  

Así que si te apetece mantenerte en forma durante el embarazo puedes empezar desde que te enteras de que estás embarazadas hasta que des a luz. No obstante, siempre recomendamos que lo hagas con total convicción, sino te sientes segura, y prefieres esperar a la semana 12 no va a pasar nada. Tanto Eseydé como Mamá Sana apostamos por trabajar en un ambiente de confianza, confort y seguridad. 

Puedes consultar aquí el horario disponible para el curso 2018-2019

 

“Physical Activity and Exercise During Pregnancy and the Postpartum Period” (The American College of Obstetricians and Gynecologists. COMMITTEE OPINION. Number 650 • December 2015)

“CONCLUSIÓN: A pesar de que el embarazo se asocia con un pronóstico de cambios anatómicos y fisiológicos, el ejercicio tiene unos riesgos mínimos y ha sido demostrado que beneficia a la mayoría de las mujeres.
Las mujeres con embarazos sin complicaciones deben ser alentadas a participar en actividades físicas antes, durante y después del embarazo…

…se han demostrado algunos beneficios para los resultados del embarazo y no hay evidencia de daño cuando no está contraindicado. La actividad física y el ejercicio durante el embarazo promueven la buena forma física y pueden prevenir el aumento excesivo de peso gestacional. El ejercicio puede reducir el riesgo de diabetes gestacional, preeclampsia y partos por cesárea…”

 

No hemos resulto tus dudas, contáctanos

 

Consulta aquí nuestros horarios para el curso 2018-2019

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *